25horas.com.bo

“Esto no ha sido golpe de Estado, esto ha sido un movimiento político planeado”, esa es la opinión de Jorge Santistevan, el militar en servicio pasivo y abogado de profesión, sobre el alzamiento militar fallido que se registró la tarde del miércoles, en las afueras del Palacio Quemado, en el departamento de La Paz.

Santistevan, en entrevista con el programa “Influyentes”, de EL DEBER Radio, aseguró que el movimiento irregular de los militares no conducen a un ‘Golpe de Estado’, ya que faltaron muchos aspectos para que sea considerado así, además que la acción militar no es ajena a otros sucesos en la historia.

Entre estos aspectos por el que considera que no fue un Golpe de Estado, señaló la falta de planeación que involucre a todo el país, que los tanques militares solo estaban en columnas sin hacer nada, además que se quiso tomar el Palacio Quemado donde el Presidente Luis Arce ya no tiene su oficina y también observó que el entonces comandante del Ejército Juan José Zúñiga carece de liderazgo para conducir a las Fuerzas Armadas unidas.

Para Santistevan, lo que hace diferente este movimiento a otros Golpes de Estado es que el sistema político socialista busca “deshacerse” de lo que le estorba. 

A continuación, lo que respondió Santistevan a las interrogantes de “Influyentes”:

– Bolivia hasta la década de los 80, ha tenido una tradición golpista: ¿Cómo lo ha observado usted el episodio de ayer?

El tema es que Zúñiga ya se había reunido día antes, primero con los venezolanos y luego con siete comandantes en el gran Cuartel General de Miraflores.

Ahora, el “fenómeno Zúñiga” y el fenómeno de los golpes de Estado, fíjense que esto no ha sido un golpe de Estado. Esto ha sido un movimiento político planeado, tomando en cuenta que era un pequeño grupo de militares al mando del hombre de mayor confianza que tenía el Gobierno, pero esta es una práctica que han hecho Gobiernos de todo color en el país y de izquierda y de derecha.

Recordemos lo que hemos vivido nosotros en esa época cuando Hernán Siles Zuazo se auto secuestró con un coronel del Ejército,  luego de unos días aparece, lo aplaude todo el mundo y la población enardecida dice que la democracia y la vida del Presidente vuelven a gobernar en los peores momentos.

Luego viene Luis García Meza, dos coroneles le pidieron su renuncia en uno de los peores momento políticos en el que se enfrentaba, pero la Policía nunca pudo agarrarlos (a los militares), porque supuestamente escaparon.

Hoy se repite la misma historia de un Gobierno que busca recuperar popularidad ante circunstancias difíciles. 

Aquí hay una característica a diferencia de los hechos mencionados (Siles y Meza), este sistema político socialista, con la línea cubana, “siempre se deshace de aquellos que les estorba, que principalmente son los más cercanos a ellos.

Lo mismo han hecho en todas partes, como en Venezuela, donde comandantes generales que le han reclamado a Chávez están en la cárcel y otros desaparecidos. En Bolivia, últimamente hay accidentes, otros que se caen de los balcones y a otros les pasa una serie de cosas.

Para tomar el poder, tiene que hacer un planeamiento de Estado Mayor que involucre todas las acciones en todos los rincones del Estado, no pueden llegar a una Plaza Murillo donde supuestamente toman al Presidente y toman el país, no es así, porque el sistema tiene elementos, bases que son radicales y van a defender a muerte algún sistema político o hasta donde puedan.

Y por otra parte, (Zúñiga) se inmola cuando llega en una tanqueta  mientras sus efectivos están en la calle y sin hacer nada, apenas derriban una puerta en la que no hacen nada ni entran. Quieren tomar el Palacio Quemado, donde el Presidente ya no tiene su oficina. 

Hay algo importante en esto, de que tiene que haber liderazgo para conducir a toda una Fuerza Armada unidas, pero es liderazgo Zúñiga no lo tiene. 

– No es el militar con las mejores calificaciones, incluso para haber llegado a ser designado por el Gobierno de Luis Arce como comandante del ejército.

Zúñiga es un fenómeno creado por el sistema político; así como Kalimán era de Evo, Zúñiga es de Arce.​

Esos fenómenos son creados por ellos. Y Claro, ahora le echan la culpa, se lavan las manos y quedan limpios. 

Entonces, esa es la situación de no saber hacer prevalecer por encima de los intereses particulares y del servilismo, los principios y los valores constitucionales que debemos mantener siempre, nunca nos vamos a equivocar en esa línea.

– ¿Qué otros elementos habrían tenido un golpe de Estado en serio?

El otro elemento importante es tener el consenso de las Fuerzas Armadas y de algunos actores políticos. Nadie sabía lo que iba a ocurrir, incluso el mismo presidente Arce, tampoco; claro no tenían que develar lo que habían planeado algunos y resulta que el resto de los ministros, más algunos asambleístas políticos aliados a Arce o pro Arce, tampoco tenían conocimiento de lo que estaba por ocurrir.

Incluso, ni en las mismas Fuerzas Armadas tenían conocimiento de la alzada, el resto de los comandantes de grandes y pequeñas unidades, es decir, los demás departamentos estaban haciendo sus actividades de forma normal, siguiendo las noticias.

“No había el consenso nacional y tampoco tenían conocimiento obviamente, lo hicieron con ese grupo de aspecto sindical denominado los ‘pachajchos’, un grupo del Ejército que manejaban a todas las unidades y a todos los comandantes a su antojo. Ellos se reunieron, no todos, por eso no podemos decir que las Fuerzas Armadas han hecho un golpe de Estado.

– ¿Qué dice sobre la declaración de Zúñiga presentada anoche por la ministra María Nela Prada?

No puede ser posible que ya se hubieran enterado de que el general Zúñiga no recibió apoyo de todas las unidades militares, eso es falso. ¿Cómo van a crear esa historia profundizando la mentira? Cómo es posible que en una hora se enteren de todo el plan militar. En poco tiempo no pudieron tomarle la declaración completa al general que fue aprehendido acusado de gestar un “intento fallido” de Golpe de Estado.

No hubo plan militar y tampoco dieron un informe correcto (los ministros). Cómo es posible que la toma de declaraciones a un comandante militar que conduce tropas, que sabe lo que tenía que pasar y planificar un “Golpe de Estado” se haga en solo en 1 hora, es poco creíble, la Ministra de la Presidencia ya tenía el libreto.

-¿Qué opina sobre lo que dijo Zúñiga antes de su aprehensión?

Este (por Zúñiga) empezó a declarar antes de que entre a la detención. Al saber que ya no va a tener contacto, se adelantó a dar un pantallazo de lo que el Presidente sabía y tenía conocimiento de lo que iba a ocurrir, porque todo lo que venga en declaración, que no le convenga a la clase política gobernante, no va a ser tomado en cuenta, con toda seguridad.

Todo aquello que pueda declarar Zúñiga como testigo, es probable que no lo tomen en cuenta.

– ¿Usted tiene conocimiento de que el general Peña y Lillo esté siendo buscado en el marco de esta investigación?

Mire, no tengo conocimiento, pero cada uno es responsable de sus actos. En todo caso, lo correcto es que investiguen de manera limpia sin sembrar pruebas. Porque eso es sucio e inmoral, pero claro, no le vamos a pedir moralidad a quienes no la tienen.

Sin embargo, que hagan una investigación transparente contra cualquier jefe militar, sea el servicio pasivo, de reserva o activo. Todo tiene que ser en el marco correcto, cosa de que no creo que ocurra, pero se tiene que exigir. 

Los derechos y las garantías constitucionales, si no son prácticamente reconocidos por el sistema, esto va andar mal y va a caer en saco roto y va a terminar como una de las historias en democracia que se autoflagela al Estado, en beneficio de un partido o en beneficio de una agrupación o del poder mismo. 

– De los hechos ocurridos ayer, llama la atención la posesión, el relevamiento del alto mando militar en medio de la asonada militar.

Sí relevaron, relevaron al mando militar, en una opción más para generar un control y estabilidad y asegurar el control de las Fuerzas Armadas, porque cuando se genera esta situación, hay una especie de vacío y de descontrol, porque el resto de los camaradas militares no sabe qué decisiones y a quién van a obedecer.

Y para llenar ese vacío, es que inmediatamente hacen el relevo de los comandantes y eso fue obviamente oportuno, pero también, todo lo que tenían que haber preparado para el desarrollo de esta actividad fue un teatro, desde mi punto de vista.

Esta demora de convocar a Zúñiga el martes en la noche para comunicarles que lo iban a relevar al día siguiente y despedirse con abrazo: Si hubiera habido una acción oportuna, digamos rápida, me imagino que lo que pasó no hubiera pasado. ¿Cómo lo ve usted?

Por lógica se pudo haber prevenido, pero todo estaba corriendo de acuerdo a una secuencia. Todo estaba yendo de acuerdo a una hoja de ruta, recuerden un poquito más atrás, cuando  Zúñiga empezó a darle duro a Evo Morales. Es decir, hurgando el avispero para que esto genere y termine en lo que lo que se desarrolló el día de ayer (miércoles).

Los pormenores y detalles entre lo que ocurrió un día antes y lo que ocurrió al día siguiente son parte del detalle y de la acción que tenían prevista. 

El Ministro de Defensa sabía lo que estaba ocurriendo y lo que estaba por ocurrir.

En realidad esto fue una de historias más, de las historias de autogolpe para ganar y recuperar popularidad de nuevo.

Dejanos tu reacción?
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

By dayra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *